jueves, 3 de julio de 2014

Las 5 prioridades de Europa en los años que vienen

 Lo que sigue es una traducción del inglés de extractos del discurso del Presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, en el Parlamento Europeo el 2 de Julio, después de las reuniones del Consejo los 26 y 27 de Junio en Ypres y Bruselas y de las elecciones europeas.

“Vivimos en una época en que ya no se pueden tomar por sentadas muchas cosas en el ámbito nacional y europeo. La política y la prosperidad como las conocíamos, los empleos, las fronteras, la estabilidad geopolítica, la idea de Europa: todos han estado bajo presión.

Nuestros países están saliendo del peor período económico en una o más generaciones - un período de nuestra Unión, donde la solidaridad y la responsabilidad se han puesto a prueba como nunca antes; y donde, por primera vez, hemos experimentado el verdadero alcance de nuestra interdependencia como naciones europeas.

Pero a medida que vuelve a emerger Europa, hay muchos retos que se deben cumplir. Y una sed de esperanza para obtener resultados tangibles - eso estaba claro, una vez más, en los resultados de estas elecciones europeas. Trabajando para la recuperación es nuestra principal tarea, la restauración de la confianza, la preparación de nuestra Unión para el futuro. Y es con este objetivo en mente que, la semana pasada, el Consejo Europeo fijó las prioridades de la Unión para los próximos años.

Fue una reunión extraordinaria en muchos aspectos, sobre todo porque los líderes se reunieron el jueves en Ypres, a invitación mía, para conmemorar, debajo de la Puerta de Menin, el inicio de la Primera Guerra Mundial (ver foto). No fue una ceremonia sobre el fin de la guerra, sino de la forma en que podría comenzar, sobre la marcha sin sentido hacia el abismo, el sonambulismo, y los millones de muertos en todos los lados. Cuatro generaciones han pasado, pero los recuerdos permanecen intactos. De donde nosotros, como europeos, venimos, lo que hemos superado, lo que tenemos que construir, y lo que debemos evitar. Y esta conciencia la tuvieron en gran medida los presidentes y primeros ministros en Ypres, el jueves."


"Al dar a la Unión una dirección para los próximos años, mi intención para el Consejo Europeo no era inmiscuirnos en el trabajo legislativo del día a día, sino jugar su papel bajo los Tratados, es decir, para "dar a la Unión los impulsos necesarios para su desarrollo y definir sus orientaciones y prioridades políticas generales”.

Acordamos, por unanimidad, un programa de prioridades para los próximos cinco años, para orientar la acción y la planificación de las instituciones de la UE en ese período. Es importante que todas las instituciones organicen su trabajo en consecuencia, y también que los parlamentos nacionales se mantengan estrechamente involucrados.

Primero: economías más fuertes con más puestos de trabajo. Aprovechando al máximo el mercado único; reforzando la Unión Económica y Monetaria; promoviendo el emprendimiento, la creación de empleo y la inversión; y reforzando nuestro atractivo global como un socio comercial: todo esto va a ser un trabajo vital.

Esto significa priorizar los objetivos clave, como el mercado único digital, una coordinación fortalecida de la economía, una regulación inteligente, y concluir buenas negociaciones TTIP (Transatlantic Trade and Investment Partnership) en 2015.También significa encontrar el equilibrio adecuado entre la disciplina fiscal y la necesidad de apoyar el crecimiento - algo que la flexibilidad incorporada en nuestras reglas del Pacto de Estabilidad y de Crecimiento permite.

Todos estos eran los puntos clave durante nuestras conversaciones de la semana pasada, sobre todo en el marco del Semestre Europeo; y los líderes también hicieron hincapié en la importancia de abordar las necesidades de inversión atrasadas: en el transporte, las telecomunicaciones, la energía, la innovación, la educación - mediante la movilización y el fomento de un ambiente positivo para las inversiones a largo plazo.

Segunda prioridad: unas sociedades habilitadas para empoderar y proteger a todos los ciudadanos. La gente espera que Europa defienda sus intereses y mantenga a raya las amenazas, pero también a respetar sus identidades y sentido de pertenencia. Además de ser un "gran abridor de oportunidades", la Unión también debe ser vista como una fuente de protección. En resumen: ser más fuerte afuera, y más solidaria en el interior. Es por eso que la atención debe centrarse en la justicia y las oportunidades de vida para todos. Descubrir las habilidades y talentos, garantizar las libertades, y luchar contra los abusos y fraudes, que no sólo afectan a las sociedades pero también minan la confianza.

Tercera prioridad: una energía y un clima futuro seguros. Este es uno de los principales proyectos de la Unión para el futuro inmediato. Queremos construir una Unión de Energía para garantizar el acceso a una energía asequible, segura y verde. El contexto actual muestra claramente la importancia de la reducción de nuestra dependencia energética - también del gas ruso.

La energía será uno de los temas más importantes para nuestro Consejo Europeo de octubre, cuando se espera que los líderes decidan el marco climático y energético 2030 de la Unión. La semana pasada, hicimos balance de los progresos realizados, y confío en que vamos a lograr un buen resultado en el plazo de 4 meses, en línea con los objetivos ambiciosos acordados por la Unión para 2050.

Cuarta prioridad: una zona de confianza de las libertades fundamentales. También en este campo, las cuestiones transfronterizas requieren soluciones transfronterizas - ya sea sobre el crimen organizado, o asuntos de justicia, o los flujos migratorios.
Ciudadanos europeos trabajan cada vez más, estudian, hacen negocios, se casan o se divorcian entre los países.

La Unión debe hacer todo lo posible para acompañar estos cambios - sobre todo debe consolidar las decisiones y el trabajo en curso. Este mensaje también se encontraba el pasado viernes en el centro de nuestra revisión de las directrices estratégicas en el ámbito de la Libertad, la Justicia y la Seguridad, como lo exige el Tratado.

En materia de la migración más concretamente, es importante que nuestros países sigan atrayendo talento y habilidades a través de la migración legal, si bien tratando con más contundencia a la migración irregular, también a través de una mejor cooperación con terceros países.

Quinta y última prioridad: una acción conjunta eficaz en el mundo. Maximizar nuestra influencia global, conseguir la participación de nuestros socios estratégicos globales, especialmente a nuestros socios transatlánticos, y desarrollar la cooperación en seguridad y defensa: estas son todas las cuestiones sobre las que nosotros, como una Unión debemos seguir trabajando estos próximos años.

Pero la prioridad más urgente seguirá siendo ser un socio fuerte en nuestro vecindario.
Los próximos años van a ser esenciales para nuestra Unión - un tiempo de consolidación, de perseverancia, un tiempo de cambio.”

Fin del extracto.

Interesa también ver el siguiente vídeo y escuchar el discurso de Herman Van Rompuy en ocasión de la entrega del Premio Nobel de la Paz a la Unión Europea en Oslo.

Hay que aprender de la historia pasada para construir una nueva. Es la responsabilidad y la tarea de las nuevas generaciones que no han conocido las guerras. Que puedan siempre decir y sentir lo que dijo Van Rompuy al terminar su discurso: “Estoy orgulloso de ser europeo”.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada