sábado, 30 de noviembre de 2013

La Comisión Europea debatió sobre el nuevo Programa Erasmus y la Educación Digital en Europa


La última reunión del Consejo Europeo del 25 y 26 de noviembre 2013 en Bruselas, bajo la presidencia de los ministros de Lituania, tenía como tema la Educación, la Juventud, la Cultura y el Deporte. Extraemos a continuación lo que dice el comunicado de prensa sobre la Educación.




El Ministro de Educación y Ciencia, Dainius Pavalkis, empezó con fijar la atención sobre la situación del Programa Erasmusadoptado por el Parlamento Europeo hace una semana. Este programa empezará según estaba planeado el 1 de enero 2014 y durará hasta 2020. Se beneficiará de un aumento significante de financiación, 14,7 mil millones de euros, un 40% más que los programas a los que sustituye. El Ministro subrayó que en tiempos de dificultades económicas, esto demuestra que el gasto en educación es una inversión vital para el empleo y el crecimiento. Emite también una señal inequívoca que la Unión Europea sigue comprometida con soportar a los jóvenes, ofreciéndoles oportunidades para mejorar sus prospectivas de vida.

Habla Androulla Vassiliou, Comisaria Europea de Educación, Cultura, Multilingüismo y Juventud:


(La Comisión recordó el papel importante del nuevo programa Erasmus+ en el campo de la movilidad de los estudiantes y profesores, pero subrayaba que esto es un proceso muy complejo y que en este campo “un tamaño no sirve para todo”. También hacía hincapié en que no solo los estudiantes, pero también los profesores se beneficiarán de las posibilidades que ofrece el nuevo programa.)

El Consejo adoptó también conclusiones sobre la dimensión global de la educación superior europea, que exige en particular enfoques estratégicos integrales hacia la internacionalización, en cooperación con las partes interesadas relevantes, cubriendo tres áreas principales: la movilidad de estudiantes y docentes; la internacionalización de los currículos y del aprendizaje digital; y la cooperación estratégica, las asociaciones y la creación de capacidad.

El objetivo principal de la internacionalización es mejorar la calidad de la educación superior y preparar mejor a los alumnos en Europa para vivir en un mundo global y a trabajar en una economía global.

La modernización y la internacionalización de la educación superior están vistas también como elementos clave para reforzar el impulso de la UE al crecimiento y el empleo mediante la innovación y la investigación.

La Presidencia subrayaba que la fuerza de la educación superior de Europa está en la provisión de una educación y una investigación de alta calidad, en la diversidad de sus instituciones, y en el soporte a la cooperación en áreas donde aporta valor añadido, tales como programas de doble grado, escuelas y estudios de doctorado, y asociaciones internacionales.

Aprendizaje online



Los ministros fueron invitados a explicar en el debate el enfoque general que se adoptó en relación al aprendizaje digital a nivel nacional, y en particular los cursos abiertos masivos online, y compartieron sus puntos de vista sobre cómo abordar temas como la evaluación de la calidad y el reconocimiento de las capacidades y competencias adquiridas por estos medios.

El debate se inició con una exposición de la señora Uschi Schreiber, ponente invitada de Ernst & Young. Dijo que el aprendizaje digital no es una opción, ya es un hecho, en particular en países como China y el Sureste Asiático, donde por ejemplo en Corea del Sur las escuelas primarias ya están equipadas completamente con las tecnologías modernas y que el aprendizaje es ya totalmente digital. Subrayaba que las empresas requerirán cada vez más personal que no está solo “adaptado digitalmente”, sino también que esté “digitalmente natural.” Por eso, la UE debería revisar su sistema de educación, en particular con respecto a la educación superior. Consideraba que es el usuario que define la calidad y que la UE está quedando ya atrás en comparación a otras regiones del mundo en este sector.

El profesor Giovanni Azzone, rector del "Politecnico di Milano", hizo una descripción de esta institución que es pionera en el aprendizaje a distancia en Italia. Argumentaba que las universidades europeas no deberían intentar replicar la inversión masiva americana en cursos online, pero más bien capitalizar las características y el valor añadido europeos. Explicó que desarrollar un solo curso online es muy caro (alrededor de 100.000€) y requiere mucho tiempo, dado que muchas universidades públicas europeas tienen una alta relación docente/estudiante y que además las tasas estudiantiles están limitadas por ley. Cree que de todas formas estos cursos no pueden sustituir a la educación “tradicional” y dio un ejemplo concreto del Politécnico de Milán: la tasa de finalización del curso “en clase” es el 70% y del curso “online” el 12%. Los cursos online deberían usarse como soporte de un modelo de educación nuevo, no solo enfocado en contenidos técnicos/científicos, sino también en el desarrollo de aptitudes interculturales, interdisciplinarias y de innovación.

La Comisión estaba de acuerdo en que la revolución digital ya se está produciendo en las escuelas, pero que quizás no esté todavía preparada para estos nuevos modos de aprendizaje, y que se necesitan nuevas soluciones y que el nuevo Erasmus+ puede soportar esta adaptación.

Cada clase en Europa debería ser digital en 2020, pero la Comisaria Vassiliou también recordaba que menos del 30% de los niños están siendo educados por maestros con experiencia digital y que el 50% de los mismos no han tenido contacto alguno con el aprendizaje digital, lo que significa que si los estados miembros de la UE no toman pronto acción, llegarán un millón de empleos de las TIC y no existirá una fuerza laboral capacitada para cubrirlos.

La mayoría de los estados miembros ya han desarrollado iniciativas en este campo. En general los ministros admitieron que las herramientas digitales de aprendizaje a distancia ofrecen oportunidades considerables: ensanchan el acceso a la educación y por lo tanto beneficia a comunidades aisladas y a estudiantes menos favorecidos, y aumentan la eficiencia del coste, así como por su naturaleza impulsan la innovación en la educación. Sin embargo la mayoría de los ministros también tenían como punto de vista que estos desarrollos plantean cuestiones importantes tanto a nivel nacional como a nivel europeo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada