jueves, 4 de julio de 2013

La dinámica del sistema socioeconómico en un contexto de crisis (III)

Tercera parte del Artículo de Santiago Rivero.

4.5 Financiación de la actividad económica. Desbloque del estancamiento del crédito.

El colectivo empresarial viene reclamando una mayor disponibilidad de crédito para financiación de sus necesidades de circulante: sin éste, sus oportunidades de negocio resultan constreñidas y  se lastra su actividad. Una mayor disponibilidad de crédito, en condiciones razonables, quitaría restricciones al crecimiento económico. En el esquema nº 7 se incluye, como variable exógena al sistema, la financiación (V12) y su efecto sobre el crecimiento económico (V12  V8) se representa con una flecha marcada con un signo positivo, ya que una mayor disponibilidad de financiación, siempre que sus condiciones sean razonables, impulsa el crecimiento económico. 
            
En verde, se añaden a este esquema los vínculos entre el crecimiento (inducido por una financiación más acorde con las necesidades de las empresas) y otras variables del sistema:

Mejora directa de la recaudación fiscal (V8  V3)

Efecto indirecto de la recaudación, como resultado de una serie de efectos encadenados: mejora del empleo derivada del crecimiento económico (V8  V9); aumento subsiguiente de la capacidad adquisitiva derivada del aumento del empleo (V9  V11); aumento de la demanda, resultante del incremento de la capacidad adquisitiva (V11  V10); aumento de la recaudación, como resultado de los impuestos que gravan el consumo (V10  V3).

Se ve también que se genera un bucle de refuerzo, que constituye un círculo virtuoso (de forma no demasiado circular en el esquma), debido a que la creación de empleo da lugar a un aumento de la demanda, la cual incide positivamente en el crecimiento económico. Este bucle está formado por las flechas que forman la cadena V8  V9  V11  V10  V8

4.6 Incorporando al esquema otras variables exógenas
EL esquema nº 8 resulta de la incorporación de las siguientes variables al esquema anterior: V13,  V17 y V16, así como los efectos derivados de éstas, como son V14 y V15.

 La toma en consideración de estas variables permite establecer unas nuevas relaciones, tanto entre ellas como entre éstas y algunas de las que ya figuraban en el esquema n º 7; todas ellas se representan mediante las flechas en rojo que aparecen en este esquema nº 8. 
A continuación se explican los nuevos elementos que aparecen en este último esquema:

Podemos empezar por la variable exógena V13, que engloba las medidas de la llamada reforma laboral, que lo que persigue es facilitar la adaptación del las plantillas a las necesidades de la producción de las empresas, esto es, la supresión del personal del que puede prescindir; por consiguiente, afectan directamente y de  forma negativa al empleo (V13  V9). Estas medidas, ya aprobadas por el Gobierno, buscan mejorar la competitividad de las empresas (V14), y efectivamente, son efectivas para este fin, al menos en una primera instancia. No obstante, hay que tener presente que un deterioro del empleo trae consigo, además, una disminución de la demanda y por consiguiente, finalmente una contracción de la economía (V9  V11  V10  V8)

Hay otro efecto adicional provocado por la reforma laboral. Como se ha indicado, cuanto mayor sea la intensidad de las medidas incluidas en dicha reforma, mayor será su incidencia en la destrucción de empleo (V13  V9). Este efecto sobre el empleo, da lugar a una reacción de temor al futuro (V15), del que se desprende una disminución de la demanda, como respuesta sicológica de los consumidores, en previsión de tiempos peores, en los que podrían llegar a perder su trabajo, recibiendo además unas menores prestaciones por pasar a la situación de paro. La disminución de la demanda vuelve a repercutir en la contracción de la economía y como consecuencia, el deterioro del empleo y una mayor reacción de temor al futuro. Todo ello se refleja en el bucle V15  V10  V8  V9  V15. (Es más, esta reacción puede anticiparse al momento en que comience a producirse la reducción de empleo por aplicación de la reforma laboral; su mera aprobación puede llevar a los consumidores a la previsión de sus consecuencias y a la generación del temor al futuro).

Como se ve en el esquema, otra variable exógena que se considera es la internacionalización (V16): en una situación en la que la demanda interna no solamente está estancada, sino que además tiene visos de contraerse aún más, una forma de impulsar el crecimiento es intensificar la actividad económica en mercados exteriores (V16  V8). Evidentemente esto no resultará fácil, pues será preciso competir con otras empresas de diversos países que pretendan lo mismo; sin embargo, es la única vía de salida cuando el mercado interno está sometido a un proceso de deterioro creciente. Las políticas de apoyo a la internacionalización , para que resulten efectivas, deben cumplir varios requisitos:

Empezar por sensibilizar y formar a las PYMES para aumentar su confianza a la hora de pensar en acometer los nuevos mercados internacionales, y para que estén en mejores condiciones de abordar los procesos de internacionalización.

Prestar un apoyo estructurado y global a quienes quieran abordar proyectos de esta naturaleza; no limitarse a aprobar una serie de medidas independientes, que pueden resultar de difícil integración para empresas no habituadas a hacerlo.

Utilizar todos los recursos en el extranjero que pueden resultar útiles para este fin (delegaciones diplomáticas, cámaras de comercio, oficinas de la Administración del Estado o de las Comunidades Autónomas, etc.) 

Incentivar el apoyo y el aprovechamiento de sinergias con empresas privadas (especialmente, pero no exclusivamente, las grandes) que ya estén operando en mercados internacionales; buscar fórmulas para propiciar el apoyo de organizaciones experimentadas a aquellas otras que necesitan un soporte, dada su falta de experiencia.

Finalmente, se reflejan en el esquema otras medidas (V17), cuya finalidad es la mejora de la competitividad  (V17  V14). En estas se incluirían algunos aspectos, que pueden resultar poco viables en estos momentos, tales como las inversiones en instalaciones tecnológicas de alto rendimiento, así como otras que no requerirían grandes inversiones, como son las mejoras organizativas. Otras tendrían unos costes intermedios, como podrían ser las actividades de innovación para adaptar las características de la oferta a los requisitos de los mercados a los que se quiere acceder.  La contención salarial (que no los recortes salariales) se incluiría también en este grupo. Algunas de estas medidas complementarias de apoyo a la mejora de la competitividad pueden ser indispensables como soporte de la internacionalización. Por cierto, en relación con la competitividad, los recortes en educación (V6) constituyen una bomba de relojería para la competitividad, especialmente en un país que ocupa sistemáticamente los últimos puestos del ranking correspondiente al nivel de formación de la población escolar (V6  V14). El recorte de los presupuestos en educación e I+D mina indefectiblemente la competitividad a medio/largo plazo; la aplicación de estas medidas es un indicador de la falta de visión de quienes las ponen en práctica.

4.7 Las medidas aplicadas hasta el momento y las tareas pendientes
Hasta el momento, se han adoptado algunas medidas para incidir sobre parte de las variables representadas en el esquema anterior, pero hay varias importantes tareas, en materia de políticas económicas, aún pendientes.

 Las medidas ya aplicadas figuran dentro de un recuadro de color rojo obscuro en el esquema nº 9, y son: 

La reducción del gasto público (V5). En recuadros de un color rojo más claro figuran los principales conceptos que contribuyen a esta reducción: los recortes en educación, los recortes en la retribución de los funcionarios y la reducción de otros gastos públicos. Objetivo directo: disminución del déficit, como resultado de los recortes en el gasto público.

El aumento de la presión fiscal (V4). Objetivo directo: disminución el déficit, como consecuencia del aumento de los ingresos provenientes de la recaudación fiscal.

La reforma laboral (V13). Objetivo: Aumento de la competitividad empresarial y desarrollo económico, que genere empleo e induzca una mayor recaudación fiscal, de la que se derive un incremento de los ingresos que contribuya a la reducción del déficit. 

El problema de estas medidas es que, como ya se ha indicado, algunas de ellas provocan una disminución de la demanda, una contracción de la economía y un aumento del desempleo, conducente todo ello a una reducción de los ingresos fiscales, pudiendo llegar a dar lugar a un estancamiento del déficit, o incluso a un aumento del mismo; es decir, su resultado podría ser el contrario del pretendido (y seguramente, lo será). En particular, la reforma laboral dará lugar en algún momento al desarrollo económico, pero de entrada lo esperable es que enseguida dé lugar a un mayor paro, con el consiguiente deterioro del mercado interno. El periodo de recuperación de la economía podría acortarse si se implantasen enérgicas políticas que propiciasen la internacionalización, cosa que de momento no se ha hecho, como se expondrá enseguida. Resumiendo, las medidas recuadradas en rojo pueden originar un mayor deterioro de la economía y del empleo, y como consecuencia de ello, unos resultados contrarios a los pretendidos. Y es casi seguro que así será.

Una medida que se pretende implantar, pero que aún no está operativa y no se sabe muy bien en qué medida se aplicará con efectividad, es la mejora de la financiación para atender a las necesidades de la actividad económica de las empresas. Esta variable (V6), aparece dentro de un recuadro naranja. Si funciona suficientemente bien, incidirá positivamente en el desarrollo económico y propiciará una evolución igualmente positiva del sistema socioeconómico, pero aún no está claro cómo se instrumentará (aparte de que se apoyará en los créditos de la Unión Europea al sistema bancario español). El Gobierno ha hablado de ello, pero no ha concretado ni cuándo ni cómo.

Por último, unas medidas que aún no han sido objeto atención por parte del Gobierno son las de apoyo a la internacionalización (V16) y las de refuerzo de la competitividad (V17), que aparecen dentro de los rectángulos de color verde, en línea continua. Si bien es cierto que se ha mencionado en alguna ocasión el interés de intensificar la internacionalización, no parece que se haya diseñado aún ningún tipo de plan de acción para conseguirlo. Tampoco está claro que se vaya a intervenir en este sentido, y de hacerlo, se desconoce cómo y cuándo. Sin embargo, este apoyo a la internacionalización, si se abordase con acierto sería una de las medidas más efectiva y menos traumática para contribuir a salir de la crisis. Puede decirse que no es fácil conseguir unos resultados rápidos y brillantes por esta vía, y es cierto, pero también lo es que, en la medida que se conciban las soluciones adecuadas, será más probable conseguirlo. Para ello no basta con definir una serie de medidas dictadas a vuelapluma, sino diseñar un sólido y coherente programa de actuaciones que tenga buenos visos de llegar a unos resultados sensatamente establecidos y cuya viabilidad haya sido previamente evaluada. Por consiguiente, una tarea pendiente es el urgente diseño, desde el conocimiento y el análisis concienzudo, de las políticas de internacionalización, como paso previo a su subsiguiente implantación.    

En lo que respecta al refuerzo de la competitividad, tal como ya se ha indicado, las vías de actuación más asequibles y efectivas pueden ser las de carácter organizativo (por ejemplo, la aplicación de las técnicas “lean” para suprimir operaciones prescindibles; o la implantación del enfoque “6σ” para propiciar la calidad); la innovación para adaptar los productos a las características de la demanda de cada mercado y para reducir los costes suprimiendo prestaciones superfluas; y  la contención salarial (en vez de los recortes salariales).

Una cuestión que puede plantearse es de dónde saldrán los recursos económicos precisos para aplicar las políticas de internacionalización y para las medidas de apoyo a la mejora de la competitividad. Como se ha indicado, las necesidades económicas que se precisan para aplicar las medidas sugeridas para reforzar la competitividad son más bien moderadas, y aquellas que se requieren para apoyar la internacionalización son de cuantía superior, pero su éxito depende más del correcto diseño de las políticas que del montante de los recursos económicos aplicados. El esfuerzo económico global para apoyar ambas líneas – internacionalización y refuerzo de la competitividad para soportarla – no debería ser excesivo y podría compensarse con creces con los recursos provenientes del crecimiento de la economía y la disminución del paro, resultantes ambos de una mayor actividad en los mercados internacionales.

4.8 Medidas complementarias para frenar el desempleo.
La dinámica del sistema socioeconómico representado por el esquema nº 9 encierra los mecanismos que probablemente ceben el crecimiento del desempleo, cerrando el acceso a un puesto de trabajo a quienes deberían incorporarse al mercado laboral. Quizás el problema más acuciante para quienes acaban los estudios es que, cuanto más tiempo permanezcan en el paro, menores serán sus probabilidades de encontrar un empleo, ya que las empresas preferirán optar por contratar a titulados recientes, antes que incorporar a alguien que haya permanecido inactivo durante varios años.

La alternativa de muchas personas será, o emigrar a otros lugares donde puedan encontrar trabajo, o permanecer en su país, en el que difícilmente encontrarán alguna opción de desarrollarse profesionalmente y subsistiendo de mala manera. Sin ninguna duda, la primera de estas dos opciones es la mejor, a condición de que la emigración se gestione adecuadamente.

No faltarán que quienes digan que la marcha al extranjero de los egresados de nuestro sistema educativo constituye una pérdida de talento que debe evitarse a toda costa. Sin embargo, esta apreciación no es más que una visión miope y una falta de perspectiva. Realmente cuando se pierde el talento es cuando éste se malogra, como resultado de una falta absoluta de oportunidades para poder expresarse. La alternativa de desarrollarse aprovechando alguna oportunidad interesante en el extranjero, no solamente es beneficioso para quien opte por una opción de este tipo, sino también la economía del país, siempre que se gestionen adecuadamente las relaciones con los profesionales que desarrollen sus carreras en otros lugares. Algunas de las medidas en las que convendría pensar serían:

Aquellas que tengan como finalidad facilitar la captación de trabajos de interés, tales como:

Evaluar las posibilidades de empleo para profesiones específicas, en los mercados exteriores. Facilitar la información a los demandantes de empleo.
Ofrecer la formación complementaria que facilite el acceso a puestos de interés. Cuestiones como idiomas (sistemas de formación “on line”, además de presencial); desarrollo de la inteligencia emocional; familiarización con culturas específicas; técnicas de aprendizaje (aprender a aprender); herramientas informáticas, etc. Formación técnica en diversas áreas de actividad.
Técnicas para el análisis de mercados.
Información de utilidad en diversos entornos geográficos.
Información sobre empresas internacionalizadas y facilitación de contactos.
Información sobre oportunidades de trabajo (empresas internacionales en expansión o que vayan a acometer proyectos de interés).
Gestión de los activos humanos en el extranjero:
Base de datos, permanentemente actualizadas, para seguimiento de carreras profesionales de desplazados a otros países.
Mantenimiento de vínculos con personas desplazadas
Creación de una red de “antenas”. Facilitación de contactos comerciales o de colaboración a empresas de aquí.
Información a empresas que puedan beneficiarse del contacto con desplazados, o del potencial apoyo de éstos.
Bolsa de trabajo para empresas interesadas en la internacionalización.
Recuperación de profesionales, en el momento en que sea conveniente.

El tipo de medidas expuestas no pretende ser exhaustiva, ni tampoco se plantea que sean las más adecuadas en todos los casos; la intención al presentarlas es únicamente exponer un ejemplo de los tipos de actuaciones que podrían ser procedentes. El análisis de lo más conveniente debería realizarse conjuntamente con las políticas de promoción de apoyo al empleo internacional que se adoptasen.

1 comentario:

  1. Cada persona con responsabilidades en cualquier sector de la sociedad, debería reflexionar sobre qué puede aportar, y contribuir a las medidas expuesta por Santiago Rivero, para cambiar el sistema económico con el fin de que la economía del país pueda crecer en tamaño y calidad, y generar de nuevo empleo. No se puede dejar las cosas solo en manos de los políticos. Se necesita participación.

    ResponderEliminar