lunes, 11 de marzo de 2013

Las Humanidades en el corazón de la excelencia

Nuestros vecinos franceses, al igual que nosotros, están preocupados también por el futuro de las Humanidades. Al hilo del último artículo introducido en este Blog "¿Quién salvará las Humanidades?", nos hemos encontrado con el último documento de trabajo publicado estos días por el Centre d' Analyse Stratégique (CAS) -institución de conocimiento y ayuda al entorno del Primer Ministro de Francia- trabajo que se titula precisamente "Las Humanidades en el corazón de la excelencia escolar y profesional".
 
Nuestra pretensión es ahondar en el informe, pero entretanto en este artículo nos gustaría avanzar lo que dice en esencia. Que no es otra cosa que el diagnóstico realizado de un declive acelerado de las humanidades clásicas entre los estudiantes. Los datos lo dicen todo. Solo uno de cada veinte bachilleres accede a la enseñanza de lenguas y culturas de la antiguedad. Le latín y el griego, y con ellos el conocimiento de la antigüedad greco-latina, se han convertido en terreno desconocido. La enseñanza de las lenguas antiguas y el descubrimiento de antiguas culturas ocupan un sitio que a partir de ahora será marginal. La situación de las humanidades es por tanto paradójica, tanto en Francia como en la mayoría de los países occidentales.  
 
La situación escolar parece sombría. El latín y el griego son marginados y abandonados por la gran mayoría de los estudiantes y las familias. Así, buen número de experiencias y de prácticas tanto en la educación superior como en el ámbito cultural evidencian que la "necesidad social" de las humanidades clásicas es una realidad. Una realidad cultural para sociedades europeas que se sienten siempre herederas de la antigüedad greco-latina: una realidad profesional, en un mundo donde ciertas empresas toman conciencia de las remarcables competencias de jóvenes adultos formados con el rigor literario y lingüístico de los saberes de la antigüedad.

Las formaciones que han sabido hacer un sitio a las humanidades pueden ver su carácter de excelencia reconocido a través de colaboraciones originales entre empresas y universidades. Este documento de trabajo del CAS, en el que profundizaremos en un posterior artículo, propone pistas para hacer conocer y desarrollar la inserción de la cultura clásica en las formaciones, para mostrar cuánto fecundan las humanidades el aprendizaje escolar de las lenguas europeas, cuánto permanecen en la base de nuestra cultura europea, y cuánto finalmente son preciosas en la formación rigurosa de los jóvens adultos llamados a ejercer diversas profesiones.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada